Versículos bíblicos para semana santa
Ya llegó la semana santa y con ella toda una celebración religiosa de diversas denominaciones evangélicas y no evangélicas.

Además, muchas tradiciones afloran en cada familia.

De pronto compartiendo recetas para semana santa, viajes, reflexiones, diversión etc.

Pero nada de esto en realidad es el significado verídico de lo que recordamos en semana santa.

Y nosotros los cristianos evangélicos debemos siempre mostrar como es recordar, realmente, la vida y sacrificio de Jesús en la cruz, durante esta semana santa.

Entonces, siguiendo esa sucesión de verdadera celebración, queremos compartir 18 versículos bíblicos que reflejan la verdad de la semana santa.

Cada uno de ellos, esperamos, te invite a leer el capítulo completo y puedas reflexionar en la bendición del sacrificio de Cristo Jesús.

¿Quieres saber cuales son? Pues allá vamos.

1). Isaías 53:5

Pero fue traspasado a causa de nuestra rebeldía, fue atormentado a causa de nuestras maldades; el castigo que sufrió nos trajo la paz, por sus heridas alcanzamos la salud. (DHH)

2). Mateo 26:26-28

Mientras comían, Jesús tomó pan, y habiéndolo bendecido, lo partió, y dándoselo a los discípulos, dijo: “Tomen, coman; esto es Mi cuerpo.” Y tomando una copa, y habiendo dado gracias, se la dio, diciendo: “Beban todos de ella; porque esto es Mi sangre del nuevo pacto, que es derramada por muchos para el perdón de los pecados. (NBLH)

3). 1 Pedro 3:18

Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios. En el cuerpo, sufrió la muerte; pero en el espíritu fue vivificado… (RVC)

4). Hebreos 9:24-26

Porque Cristo no entró en aquel santuario hecho por los hombres, que era solamente una figura del santuario verdadero, sino que entró en el cielo mismo, donde ahora se presenta delante de Dios para rogar en nuestro favor. Y no entró para ofrecerse en sacrificio muchas veces, como hace cada año todo sumo sacerdote, que entra en el santuario para ofrecer sangre ajena. Si ése fuera el caso, Cristo habría tenido que morir muchas veces desde la creación del mundo. Pero el hecho es que ahora, en el final de los tiempos, Cristo ha aparecido una sola vez y para siempre, ofreciéndose a sí mismo en sacrificio para quitar el pecado. (DHH)

5). Mateo 27:46-50

Cerca de las tres de la tarde, Jesús clamó a gran voz. Decía: Elí, Elí, ¿lema sabactani?, es decir, Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? Algunos de los que estaban allí, decían al oírlo: Está llamando a Elías. Al instante, uno de ellos corrió y tomó una esponja, la empapó en vinagre y, poniéndola en una caña, le dio a beber. Los otros decían: Deja, veamos si Elías viene a librarlo. Pero Jesús, después de clamar nuevamente a gran voz, entregó el espíritu. (RVC)

6). Lucas 24:1-7

El domingo, muy temprano por la mañana, las mujeres fueron a la tumba, llevando las especias que habían preparado. Encontraron que la piedra de la entrada estaba corrida a un costado. Entonces entraron, pero no encontraron el cuerpo del Señor Jesús. Mientras estaban allí perplejas, de pronto aparecieron dos hombres vestidos con vestiduras resplandecientes. Las mujeres quedaron aterradas y se inclinaron rostro en tierra. Entonces los hombres preguntaron: ¿Por qué buscan entre los muertos a alguien que está vivo? ¡Él no está aquí! ¡Ha resucitado! Recuerden lo que les dijo en Galilea, que el Hijo del Hombre debía ser traicionado y entregado en manos de hombres pecadores, y ser crucificado, y que resucitaría al tercer día. (NTV)

7). Romanos 14:9

Porque para esto Cristo murió y resucitó, para ser Señor tanto de los muertos como de los vivos. (LBLA)

8). Gálatas 2:20

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. (RVR1960)

9). Colosenses 1:20-22

…y, por medio de él, reconciliar consigo todas las cosas, tanto las que están en la tierra como las que están en el cielo, haciendo la paz mediante la sangre que derramó en la cruz. En otro tiempo ustedes, por su actitud y sus malas acciones, estaban alejados de Dios y eran sus enemigos. Pero ahora Dios, a fin de presentarlos santos, intachables e irreprochables delante de él, los ha reconciliado en el cuerpo mortal de Cristo mediante su muerte… (NVI)

10). 1 Corintios 15:20

Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho.

11). Marcos 16:6

Mas él les dijo: No os asustéis; buscáis a Jesús nazareno, el que fue crucificado; ha resucitado, no está aquí; mirad el lugar en donde le pusieron.

12). 1 Corintios 15:4

Y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras.

13). Juan 11:25-26

Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?

14). Marcos 16:9

Habiendo, pues, resucitado Jesús por la mañana, el primer día de la semana, apareció primeramente a María Magdalena, de quien había echado siete demonios.

15). Mateo 28:8-10

Entonces ellas, saliendo del sepulcro con temor y gran gozo, fueron corriendo a dar las nuevas a sus discípulos. Y mientras iban a dar las nuevas a los discípulos, he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron. Entonces Jesús les dijo: No temáis; id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán.

16). Juan 20:19-24

Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros. Y cuando les hubo dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor. Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío. Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo. A quienes remitiereis los pecados, les son remitidos; y a quienes se los retuviereis, les son retenidos.

17). Juan 20:25-26

Ellos le contaron:
—¡Hemos visto al Señor!
Pero él respondió:
—No lo creeré a menos que vea las heridas de los clavos en sus manos, meta mis dedos en ellas y ponga mi mano dentro de la herida de su costado. Ocho días después, los discípulos estaban juntos de nuevo, y esa vez Tomás se encontraba con ellos. Las puertas estaban bien cerradas; pero de pronto, igual que antes, Jesús estaba de pie en medio de ellos y dijo: «La paz sea con ustedes». (NTV)

18).- Juan 6:40

Pues la voluntad de mi Padre es que todos los que vean a su Hijo y crean en él tengan vida eterna; y yo los resucitaré en el día final.

Finalmente

Como dijimos al principio, esta lista de versículos bíblicos para semana santa, tiene la finalidad de hacerte reflexionar en el verdadero significado de estas fiestas.

No queremos lucir como más espirituales que todos.

Pero si llevarles el verdadero mensaje de Jesús, el Hijo de Dios, que vivió, murió y resucitó, y puede darte vida eterna.

Jesucristo es más que un simple hecho histórico. Él es completamente real.

Y así es como hemos llegado al final de esta publicación. No te vayas sin antes dejar tu comentario en la parte de abajo.

Además, te invitamos a que compartas este artículo en todas tus redes sociales.

Dios te bendiga.
¡Se un buen Siervo del Rey!

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente